Archive for the ‘On The Road’ Category

Y ahora… California – And now… California

21 enero 2011

Diversificamos nuestros esfuerzos y nos repartimos por el mundo :-). Mientras unos nos ocupamos del Invierno a este lado del charco, dos de nuestros Algueros estamos por el Pacífico, costa Sur de ese maravilloso estado que tanto significa para el surfing y que tanto nos da siempre que lo vivimos. Porque no nos aburrimos de regresar.

Diversifying our efforts, we spread our arms around the World :-). While some of us take care of the Winter on this side of the pond, two of our Algueros came to the Pacific Ocean, Southern shores of this wonderful state that means so much for surfing and that gives us so much everytime we live it. Because we don’t get tired of  coming back.

Este es el resultado de nuestro segundo día por la preciosa California. Alguien adivina por dónde andamos? Ssssshhhhhh!!! Pero si nos veis, nos saludáis 😉

This is the outcome of our second day in gorgeous California. Does someone guess where we are? Ssssssssshhhhhh!!! But if you see us, come to talk to us 😉


LCDLA de trip, day 1: Willy Barreiro

12 noviembre 2010

Tal y como os adelantábamos ayer, hoy empezamos con una serie de posts desde nuestro nuevo destino, la que será nuestra casa durante los próximos 15 días.

We told you yesterday we would start with a series of posts from our new destination, our home for the next 15 days.

Os escribimos desde algún lugar de Sudamérica, un lugar precioso, lleno de romanticismo al que aún la temporada alta no ha traído las oleadas de turistas que año tras año llegan a estos parajes.

We are writing from somewhere in South America, a gorgeous place, full of romaticism where the usual big groups of tourists that ashore these coasts year after year for the Summer have not arrived yet.

Nada más llegar, nos hemos dirigido a visitar a uno de los personajes más relevantes de la escena surfera local: Willy Barreiro. Surfista, juez ASP y sobre todo shaper durante más de 40 años.

As soon as we landed, we headed to visit one of the most relevant characters of the local surfing scenario: Willy Barreiro. Surfer, ASP judge and mostly, shaper for the last 40 years.

Willy nos esperaba en su taller, un local lejos de lo que esperamos de un shaping room digno de esta década, pero que guarda todos los secretos y sabiduría de un hombre entregado al surf durante toda su vida. Entre los botes de pigmentos y resinas, los rollos de poliester y blanks de foam aparecen las tablas que le habíamos encargado, las herramientas con las que surfearemos durante este trip y nos da toda una clase magistral de shape artesano, las ventajas del poliester frente al epoxy, un alien llamado Kelly Slater y lo mal que están las cosas en la ASP.

Willy was waiting for us at his shop, a place far from the standards of the decade for what a shaping room should be, but it keeps all the secrets and wisdom of a man who has dedicated all his life to surfing. Among the bottles of pigments and resine, polyester rolls and foam blanks he brings us the surfboards we had ordered, the tools we’ll be surfing with during this trip, and he teaches us a master class about shaping craftmanship, pros of polyester vs. epoxy, an alien called Kelly Slater and how crooked things are at the ASP.

Este es Willy Barreiro, un excelente tipo.

This is Willy Barreiro, an extraordinary guy.

Té y Menta (Tea and Mint leaves)

13 julio 2010

El sabor del té en Marruecos es único, dulce, amargo y sabroso. La luz por las tardes es mágica. La música suena constantemente y pasan motos viejas por todas partes. La pesca y el campo es el pan de cada día para los lugareños, serios, les cuesta sonreír. Pero en sus ojos se ve algo bueno siempre.

The taste of tea in Morocco is unique, sweet, sour and rich. The dawn light is magic. Music sounds constantly in the background and old motorbikes drive by everywhere. Fish and produce are common stuff for locals, frown faces, don’t smile. But one can always guess goodness deep in their sight.

Resulta increíble que se pueda retroceder en el tiempo cien años en dos horas de avión.

It seems unbelievable we can go back in time a hundred years in just a two hour flight.

Este viaje de una semana nos ha hecho reflexionar una vez más en nuestra forma de vida occidental. Cada uno con su ipod, cámara digital, teléfono móvil con acceso a Internet en cada rincón, ordenador portátil, dos tablas y dos trajes por persona.

This one week trip has made us think once again about our Western way of life. Each of us geared with an iPod, digital camera, internet access cell phone, laptop, a couple of boards and wetsuits.

Aquí nuestro día comienza a las 6 de la mañana. Nos sentamos en un bar cualquiera y mientras un desayuno a base de té, crepes y zumo de naranja cubre nuestra mesa, nos quedamos atónitos observando a la gente, al humano, a una persona exactamente igual que nosotros pero que viste la misma ropa todos los días y no conoce de ipods, portátiles ni móviles. Sin nada en definitiva. Esto da que pensar.

Here, our days start at 6 AM. We sit down at any given bar while a full breakfast with tea, crepes and orange juice covers our table, we amazingly stare at people, a human being, one person, just like us, but wears the same clothes everyday and knows nothing about iPods, laptops or cell phones. Owns nothing. Something to think about.

Nuestro ritmo de vida es vertiginoso al ver estas diferencias. Te sientes mal por tener tanto y no lo digo con ningún tipo de compasión hacia ellos. Hace quince años no existía nada de esto y éramos más felices. No digo que seamos infelices, me refiero a la esencia de uno mismo que se va perdiendo de alguna manera.

When we stop to think about these differences, our lives seem to go by at a vertiginous speed. You can feel wrong for owning so much… and I don’t mean it as a sign of compassion towards them. Fifteen years ago we had nothing of the above and we were happier. I don’t mean we are unhappy now, I am talking about the essence within, that somehow we loose along the way.

A nosotros nos toco vivir la época sin tecnología y coincidimos en que estos quince años han borrado mucho romanticismo al día a día.

We did live once in a technology-less era and we all agree these last fifteen years have taken away a lot of romanticism from the daily routines.

Asturies video Part Two

9 julio 2010

Este trip a dado para mucho… demasiado quizás. Vámonos otra vez… destino?

We did really squeeze this trip… too much perhaps. Let’s get on the road again… destination?

La segunda de las dos partes.

This is the second halves.

Asturies video Part One

7 julio 2010

Hace un par de semanas terminamos de editar el video del trip cuyas fotos ya os mostramos.

A couple of weeks ago we finished editing the video of the trip which photographs we have already shown you.

Lo estrenamos en el Campeonato Local de Surf de Zarautz y hoy os traemos la primera parte para aquellos que no pudisteis verlo.

It was featured at the Zarautz Local Surfing Contest then and today for all of you who could not attend we give you the first part.

El Tiempo Juega A Tu Favor (Time is on your side)

29 mayo 2010

A medida que pasan los años, el pequeño romanticismo que llevas dentro crece maravillosamente. Se empiezan a abrir puertas que en otras épocas no pensabas que se podían abrir.

As years go by, that little sense of romanticism one carries along inside, grows beautifully. Doors that in other times you never thought could open, start to open.

Viajar con tus amigos cuando tienes 34 años es muy diferente que cuando tienes 24. La percepción de las cosas cambia mucho, si ya eran bonitas entonces ahora lo son más.

Traveling with your friends at age 34 is very different than when you are 24. Perception of things change a lot, if they were pretty then, now they look even prettier.

El tiempo hace que aprecies las cosas más. Un simple baño de un metro al atardecer con derechas perfectas tú y tres amigos más, se convierte en algo muy valioso.  Y supongo que cuando tengamos 60 eso ya no tendrá precio.

Time makes you appreciate things more. A simple 3 feet swell session at dawn with perfect rights, three buddies and you, becomes very rewarding. And I guess when we get to 60, a session like that will be priceless.

Cada día que pasa estoy más convencido de que tenemos que aprovechar el momento. Lo digo porque a todos nos ha pasado, darnos un baño mediocre y no disfrutarlo demasiado, pensando en un futuro baño mejor. Y resulta, que se puede quedar plato al día siguiente. Entonces es cuando empiezas a darle importancia a ese baño de ayer.

Day after day I am more into thinking we must seize the moment. And I believe in it because we all have had this mediocre session, not enjoying it much, thinking about a better session to come. And what happens is, that it could be flat the next day. It is then when you start appreciating that session you had the day before.

Desde que me di cuenta de esto, he aprendido a apreciar cada baño y cada momento en cualquier ámbito de la vida. Y esto no ha hecho nada más que empezar.

Since I realized about it, I have learnt to seize every session and every moment in life. And this is just the beginning.

On The Road Series: Iceland

21 mayo 2010

En Islandia comimos ballena, conocimos la aurora boreal, nos cambiamos con nuestros pies descalzos sobre la nieve pero sobre todo vivimos una verdadera aventura de surf.

In Iceland we ate whale, finally saw the aurora borealis, changed clothes with our bare foot on the snow but on top of that, we lived a real surf adventure.

Es difícil a veces definir dónde está el límite entre un surftrip y una aventura pero en este caso supongo que aquello que marcó la diferencia fue que por momentos no tuvimos todos los elementos controlados. Condiciones climatológicas extremas, temperaturas propias del Círculo Polar y carreteras nevadas donde ir a más de 60 km/hora era un suicidio nos hicieron pensar en más de un ocasión que más nos valía andar con un poco de cuidado para evitar sorpresas desagradables.

Sometimes it’s difficult to notice the border between a surftrip and an adventure but in this case I guess what it really made the difference was that in occasions  we did not have control over all elements. Extreme weather conditions, temperatures more appropriate from the Artic Circle and snowed roads where driving over 40 miles/hour would have been suicidal made us think more than once we better watch out not to get any unpleasant surprise.

Una de las huellas imborrables que nos dejó aquel viaje fue una escapada nocturna que hicimos partiendo desde Reykjavik dirección Norte en  busca de una ola perfecta que semanas antes Taylor Steele, Dan Malloy, Dane Reynolds y compañía surfearon.

One of the unforgettable memories of that trip is when we decided to head Northbound from Reykjavik searching for this perfect wave that weeks before Taylor Steele, Dan Malloy, Dane Reynolds and others rode.

8 horas de coche cruzando una Islandia nevada sin ningún alma en la carretera y rodeados de rocosas montañas y majestuosos glaciares que hacían de aquella carretera una de las más hermosas que jamás habíamos tomado.

8 hours driving through a white Iceland, no soul on sight and surrounded by rocky mountains and majestic glaciers that made that road one of the most beautiful we had ever driven.

Recuerdo haber llegado por la mañana a nuestro destino y ver como el sol salía entre dos cordilleras tiñendo el cielo de un color azul-anaranjado. Esa mañana no surfeamos y por la tarde estábamos ya de nuevo retomando las 8 horas de camino de vuelta, pero nunca estaré mas orgulloso de haberme pegado semejante paliza de coche para disfrutar de uno de esos entornos mágicos perdidos en la mitad de la nada.

I remember arriving at our destination early in the morning, watching the sun rise between two mountain ranges painting the sky orange blue. We did not surf that morning and by the afternoon we were already on our 8 hour drive back, but I will never be so proud of getting such a beating driving to enjoy one of those magic places lost in the middle of nowhere.

On The Road Series: Asturies (Part 3)… y final?

14 mayo 2010

Para terminar con esta serie de posts sobre nuestro mini trip, queríamos dar las gracias a las gentes de los lugares que visitamos en Asturies, por vuestra hospitalidad, simpatía y dejarnos compartir unas olas con vosotros.

Y gracias en especial a Lucas y Fernando!

No tenemos nada más que añadir a parte de estas fotos… o sí? Atentos a nuestro amigo El Zaragoza… pronto!

On The Road Series: Asturies (Part 2)

5 mayo 2010

El clima es ciertamente impredecible en el Cantábrico en esta época del año: tan pronto nos sorprende una ola de frío como la que vivimos estos días después de tener unas jornadas del más puro Julio, como nos tocan unos días como los que vivimos en Asturies, primaverales de rocío mañanero, solecito que va calentando según se ilumina el día y cielos pintados del azul más intenso.

Pero independientemente del tiempo que haga, después de un buen baño compartido con los mejores amigos, unas fabes con todo entran de miedo! Ya os decíamos que la gastronomía asturiana es puro lujo. Desde un menú del día en un bar de carretera hasta los chopitos, pulpito y demás raciones en casa de Juan… incluso pierna asada de jabalí. Todo regado con sidriña. Vaya homenajes! Por cierto Juan, esperamos que tengas mejor el ojo.

Otro día os hablamos del Zaragoza (no precisamente el equipo de fútbol).

On The Road Series: Asturies (Part 1)

1 mayo 2010

Antes que nada, disculparnos por nuestra tardanza en actualizar el blog. Nuestra rutina diaria nos ha apartado de lo que realmente nos gusta hacer… pero desgraciadamente, los que pagan nuestras alubias nos aprietan estos días, y  mientras siga siendo así no queda otra.

Pero ya estamos de vuelta; y lo hacemos estrenando sección: On The Road. En On The Road os presentaremos los trabajos que vayamos realizando en nuestras escapadas, todo aquello que involucre furgo, coche, tren, avión… vamos, que salgamos a que nos dé un poco el aire por rincones donde habitualmente no nos prodigamos. Y comenzamos con el reciente trip por tierras asturianas, días maravillosos a 4 horas de nuestra casa.

El Cantábrico guarda lugares mágicos, expuestos a la bravura del mar. La hospitalidad de sus gentes se destapa cuando el visitante se muestra generoso con sus sentimientos y siempre desborda las expectativas de uno. Estas dos características junto con el componente de una gastronomía muy variada y de calidad insuperable basada en los productos frescos de la mar y tierras a nuestros pies, se repiten a lo largo de toda la cornisa. Pero cada región aporta su seña de identidad.

En Asturies casi no importa por dónde entre el mar o el viento este día, siempre se puede encontrar un spot perfecto de olas con viento offshore a poca distancia de donde has dormido esa noche. Los acantilados escarpados con sus cuevas escondidas siempre sirven de escenario perfecto con unas playas casi desiertas en esta época del año. Días soleados de tranquilidad nos ayudan a disfrutar de la naturaleza costera en su máxima expresión. Y nosotros intentamos mimetizarnos con el background, intentando no alterar el equilibrio del medio: silencio, soul surfing, cero estridencias.